Con el verano a las puertas, y si eres de esos afortunados de tener una piscina en casa, os contamos como renovarla y darle un lavado de cara.
Lo primero que tienes que tener en cuenta antes de comprar la pintura para la piscina es el estado en que se encuentra la superficie a pintar, el tipo de pintura de piscina que se ha utilizado previamente y el material en el que está fabricada la piscina.
Todo ello determinará que tipo de pintura elegir;
-Pintura para piscinas al clorocaucho, es la pintura más utilizada , es un material impermeable con gran resistencia al agua, a los hongos, a la alcalinidad y a los productos químicos que se utilizan habitualmente para mantener la piscina. Además se adhiere perfectamente a la superficie y seca relativamente rápido.

-Pintura para piscina al agua, la gran ventaja que tiene frente a la pintura de piscina al clorocaucho es que no huele y se aplica más fácil. Sin embargo, ofrece menor resistencia. La pintura para piscinas al agua no favorece a la formación de algas y mohos, y tiene buena resistencia a la alcalinidad del agua que puede estropear la superficie.

*Si anteriormente se pinto con pintura de clorocaucho , se debe seguir con el mismo material, si se aplicó pintura para la piscina al agua continua con ella. Si no sabes con qué pintura se pintó antes la piscina, opta siempre por la pintura al agua ya que la de disolvente podría estropear la superficie.

Antes de pintar hay que vaciar y limpiar a fondo toda la piscina. Dejar secarla 48 horas y aplicar la pintura para piscina cuando este totalmente seca.

Nunca debes pintar la piscina en horas de pleno sol, y asegúrate que no vaya a llover y que no haya viento.

Cualquier duda que tengáis no dudéis en preguntar a nuestro equipo de profesionales.