MARZO… Y las posibilidades de cambios en la primavera.

Como ya sabemos en este mes llega la primavera, y que mejor que hacer un pequeño cambio en una de las estancias donde pasemos gran parte de nuestro tiempo. A continuación, veremos como con pequeños cambios, podemos conseguir que nuestra estancia cambie por completo.

Si queremos hacer cambios en uno de los lugares donde pasamos más tiempo en nuestro hogar, eso sin duda es nuestro Salón. Y es que con solo cambiar una pared de este espacio puede dar un gran cambio. Si a eso le incluimos un detalle decorativo, como puede ser una alfombra, nuestra estancia estará totalmente cambiada.  No hay nada como la decoración para sentirnos a gusto en nuestro rinconcito. Incluye un pequeño reposapiés, eso a parte de estética, también es algo muy útil.

Si por el contrario, donde más tiempo pasas es en tu lugar de trabajo, déjame decirte que con un cambio en tu escritorio, moviendo simplemente la pantalla de tu ordenador de sitio haces tu pequeño cambio,  o simplemente añadiendo algo verde, como puede ser el caso de una maceta (puede ser artificial, las hay muy conseguidas), el cambio es brutal. Ya que el verde es un color relajante y refrescante que nos induce sensaciones de serenidad y armonía. Y que mejor para este lugar donde pasamos tanto tiempo, que trabajemos con ganas.

Atrévete al cambio por muy pequeño que sea,  de tu lugar favorito. Cambia de color una pared, ponle decoración por muy pequeña que sea…

Si el cambio llega con los cambios de estación… ¿ por qué no atrevernos a hacerlo nosotros con la decoración?

Iluminación y los estados de ánimo

En ocasiones el estado de ánimo no solo influye en los colores que nos rodean en una misma estancia, personalmente pienso que también se deriva a la hora de iluminar ese espacio. A continuación vamos a ver de qué manera.

A continuación nombraremos como iremos pasando durante el día por estados de ánimos más frescos y virales a estados más relajantes y placenteros para nuestra salud.

Sensaciones frescas y limpias como la iluminación natural, como la de una ventana, combinado con colores que proporcionen más iluminación al reverberar la luz en la pared. Tonos claros, eligiendo tonalidades frías, o cálidas.

Luego pasamos a la iluminación artificial lámparas de techo, de sobremesa, apliques de pared, aquí el color de las paredes, no se verá igual que con una luz natural, por lo tanto va a ser más cálido. Y siempre conseguiremos el estado que deseemos proyectando dicha luz en la pared como deseemos.
Y si lo que vamos buscando ya es la tranquilidad, comodidad y relación eso sólo lo consigue la luz de unas velas. Ante eso ninguna luz ni artificial ni natural puede influir. Éste estado simplifica a todos los demás ya que aquí cambia por completo la tonalidad de la pared, y conseguiremos el mejor estado de ánimo habido y por haber.

Espero os haya servido de ayuda esta sección de hoy, y es que si me lo permitís os aconsejo después de un día duro, encender esas velas y abrir una buena botella de vino.

Nos vemos más adelantes con otros puntos muy importantes en la decoración.

Ideas creativas para decorar la pared

Ideas creativas para decorar la pared

Si eres de los que no se conforman con las paredes tradicionalmente pintadas de un color, esta entrada es para tí. Te presentamos cuatro ideas originales para decorar tu pared de forma diferente:

Con palabras o frases

Crea un calco dibujando en papel o vinilo la frase que quieras y a continuación plásmala en la pared. Es muy sencillo, sólo tienes que tener cuidado y fijar muy bien la plantilla para que no queden espacios por donde se pueda filtrar la pintura.

Con rayas o formas geométricas

Con ayuda de cinta de carrocero delimita el dibujo que quieres hacer en la pared, ya sea trazando verticales o dibujando figuras geométricas como triángulos o trapecios.  A continuación, pinta de color los espacios creados y luego retira la cinta.  Puedes jugar con los colores y combinarlos con el mobiliario de la habitación para tener un acabado diferente.

Con pizarra

Incluir pizarra en la pared siempre da mucho juego, ya que supone un folio en blanco cada día para dar rienda suelta a la imaginación y creatividad, pudiendo ser borrado y cambiado tantas veces como queramos. Puedes utilizar la pared completa, o bien sólo una parte, creando figuras que destaquen del resto de la pared.

Con ladrillo

Si siempre te ha gustado la tendencia de la pared en ladrillo, pero no quieres hacer obras para conseguirlo… ¡puedes recrearlo!

Sólo tienes que pintar el fondo de la pared en blanco o gris, que son los colores que suele tener el cemento. Luego, traza líneas con cinta de carrocero para delimitar el espacio de lo que serán los ladrillos. Para darle realismo puedes hacer que los ladrillos sean más cortos en las terminaciones de la pared.  Con una espátula aplica emplaste de relleno a la pared para darle un poco de volumen a cada ladrillo.

Cuando se seque la pasta, pinta la superficie. Puedes utilizar tonos rojizos y marrones si quieres imitar al ladrillo tradicional o puedes optar por algo más original y elegir otras tonalidades.

Feng Shui y los colores

Feng Shui y los colores

La elección de los colores para pintar el hogar va más allá del puro aspecto estético, y es que cada uno de ellos influye directamente en nuestro estado de ánimo y estilo de vida. Para el Feng Shui, el color es una herramienta fundamental para crear una ambiente equilibrado, armonioso y adecuado a la función que se realiza en él.

Feng Shui significa” viento y agua” . Conocido en occidente como la geomancia china, el feng shui estudia el flujo de la energía en el paisaje para determinar cómo influyen en las viviendas y en las personas que las habitan.

Para esto el feng shui observa las montañas y los ríos, la forma de los edificios y las calles, también la distribución de los ambientes y las circulaciones en las casas y departamentos. Además, se tienen en cuenta la teoría de los Cinco Elementos, los puntos cardinales según el Ba Gua y el tiempo según el calendario chino.

¿Qué sentimientos provocan los colores?

¿Qué sentimientos provocan los colores?

Los colores están ligados a diferentes sentimientos, y no lo decimos nosotros, sino la psicología. Cada uno de ellos nos genera una sensación diferente, por lo que es importante tener en cuenta qué color debemos utilizar a la hora de pintar un espacio. ¿Qué significado tiene cada uno de los colores principales?

– El color amarillo es el color de la luz y representa la alegría, la risa y el placer, pero también puede llevar a sentimientos negativos como los celos o el egoísmo.

– El rojo es un color muy fuerte, que nos irradia pasión, emoción o amor. Aunque también es verdad que puede generarnos sentimientos de peligro o locura.

– El color preferido de muchos, el azul, genera normalmente sentimiento de frialdad y distancia, si bien es cierto que también puede irradiar calma, armonía y la sobriedad.

– Blanco. Este color expresa la inocencia, la paz y la infancia. Sin embargo, para otras culturas, como algunas orientales, indica la muerte.

– El color negro implica oscuridad, tristeza y, en nuestra sociedad, muerte. Pero también puede evocar cosas positivas, como son la seriedad o la elegancia.

Colores que dan luz y espacio a la casa

Colores que dan luz y espacio a la casa

¿Cuántas veces hemos ido a edificios en los que los pisos nos han parecido de diferentes tamaños a pesar de que todos tienen los mismos metros cuadrados? No sólo es cuestión de distribución del espacio, sino también de los colores con los que están pintados. ¿Cuáles son los que otorgan más luz a los espacios cerrados?

El color blanco es el rey en estos casos, ya que da una sensación de amplitud enorme. Además, combina con todos los colores, por lo que elegirlo es sinónimo de triunfo en una habitación.

Para los menos clásicos, siempre quedan otras opciones también muy atractivas, como es el caso del gris claro o el color arena. El primero es un color muy elegante mientras que el segundo representa el equilibrio y la sobriedad, y es ideal para destacar otros elementos decorativos.

Por último, colores como el verde o el azul, siempre en todos claros, harán que tus espacios de la casa parezcan mucho más de lo que realmente son. ¡El secreto está en elegir bien los colores!